sábado, 17 de mayo de 2008

Introducción al Criollismo


CRIOLLISMO

Es uno de los Fenómenos más interesantes que surgió en la Nueva España; al entenderlo podemos comprender las diferentes actitudes de los americanos ante el poder de los peninsulares.
En sus orígenes, la palabra Criollo significo “hijo de Europeo nacido en América”, pero pronto rebaso esa connotación racial y de nacimiento; criollo no tan solo fue o es el hijo, nieto o bisnieto del Español y en facciones raciales europeas, si no también aquel que se sintió orgulloso de pertenecer al país mexicano y por lo tanto siguió esta ideología netamente mexicana y no dogmas europeos, por que el criollo tiene el privilegio de gozar con una identidad nuevo hispana y propia.
El concepto no se limita a ese endeble circunstancia del nacimiento o particularidad racial, si no que se refiere a un hecho de cultura, de actitud y conciencia. Ahora bien, un nacido en América podría no ser criollo por su comportamiento; ejemplo: Un hijo de rica familia no se siente criollo, pues su pensamiento y acción están supeditados a los intereses económicos ligados a la metrópoli, al igual que los peninsulares.
Como contra parte el concepto de criollo enfrenta al de burgués: “Podría decirse que es la presencia del burgués Gachupin, del Español o cualquier europeo advenedizo lo primero que hace al criollo consiente de ser su diverso. Al calor de ese pique, de esa inquina irreductible el criollo poco a poco va forjando su propio ser “El nacionalismo criollo se fortaleció y se fortalece en busca de su identidad y la a encontrado en la cultura, en sentirse orgulloso de la tierra que habito y que habita, de su gente y sus obras.
El criollo exalta el pasado indígena, revalorándolo e incorporándolo a la cultura novohispana y tomándolo en cuenta como un ser respetable de acuerdo a sus costumbres y creencias diferentes a las nuestras.
El criollista alaba su lugar de nacimiento, expresando que es tierra hermosa, templada y prodiga; acude a expresiones artísticas, religiosas y militares, produciendo obras notables, buscando cimentar, mantener y hacer perdurar su religiosidad consolidándola y compartiéndola con las castas y el original (indígena), tomando como símbolo propio criollista a Cristo Jesús para la identidad criolla, y como símbolo de afinidad con las otras etnias a la virgen Guadalupana para la identidad de estas. El criollismo se aferra a estos modos de ser, costumbres y actitudes propias.
Los criollos originales, era un grupo bien delineado “de ingenio mas vivo y delicado que sus padres, mas instruidos, amantes de los placeres, de la ostentación y el lujo, derrochaban su patrimonio, huian del trabajo material”. Pero el criollo al paso del tiempo por no estar de acuerdo con el lustre y linaje de su pasado europeo, no tuvo otro camino que dedicarse a empleos administrativos, eclesiásticos, artísticos y militares para diferenciarse del extranjero advenedizo.
El concepto del criollo ha ido cambiando: El criollismo del siglo XVIII fue mas cultural que racial, no descartando el origen y raza, significa ahora mas un modo de ser y de vivir, de sentirse americano antes que europeo, con lazos de afecto a la tierra que nos vio nacer.
El criollo anteriormente se quejaba continuamente de la preferencia que se dio en los altos cargos y empleos a los peninsulares, lo que fomento un fuerte sentimiento de aversión hacia estos, dejando de lado al grupo étnico originario de México y América, que es el criollo, el indígena y la casta, los peninsulares abusaron de ellos con fuerte despotismo, lo que pasa actualmente por parte de extranjeros por nuestra falta de orgullo y por el malinchismo, provocando perversión extraña en nuestro territorio.
Un legado muy importante que ha dejado el criollo fue la construcción de grandes Iglesias, Catedrales, Conventos y casa hermosas con muchos adornos, impulsando el estilo arquitectónico Barroco, será muy difícil que este sea borrado y eliminado de este país, pero al paso que va el “malinchismo” y la falta de identidad por parte nuestra, no debemos permitir que sea olvidado nada de lo que conformo este bello país y que actualmente sigue vigente y dejado ya por muchos desde sus orígenes hasta ahora luchemos por el criollismo y esta nuestra tierra, reubiquémosla en rumbo fiel hacia la identidad y soberanía, unión y fuerza que caracterizó y que poco a poco han ido perdiendo las etnias de este hermoso continente, no hagamos que desaparezcan, ni razas, ni cultura, ni la identidad…


¡VIVA MEXICO CABRONES!